• slide1
  • bootstrap slider
  • slide3
slide11 slide22 slide33

Preguntas mas frecuentes:

¿Mi hijo presenta dificultad al escribir en cursivo ¿que especialista me puede ayudar?
El terapeuta ocupacional le puede ayudar a que su hijo mejore en el área de escritura cursivo.

¿Mi hijo es selectivo a la hora de comer, no le gusta ensuciarse y le incomoda que le laven el pelo? Estas son posibles características de que su niño presenta un problema en el área sensorial. El terapeuta ocupacional le puede ayudar a mejorar esta área, a través de terapias dirigidas bajo un enfoque de integración sensorial.

¿Que es el tiempo fuera “time out”?
El tiempo fuera o “time out” es una técnica que se utiliza para modificar conductas inadecuadas. Consiste en retirar al niño por un tiempo en un espacio donde no tenga entretenimiento y permita que recapacite sobre la conducta inapropiada. Se aplica inmediatamente después que el niño muestra la conducta inadecuada.

¿Por cuánto tiempo debe permanecer un niño en tiempo fuera “time out”?
El tiempo se calcula a base de un minuto por cada año de edad que tiene el niño. Ej. Si el niño tiene 5 años debe permanecer en “time out” por 5 minutos.

Nuestro Horario es:
Lunes a Viernes de 8:00 am – 5:00 pm.

Nos encontramos ubicados en la Ave. Lomas Verdes en Bayamón, cerca del Parque Lineal y la Farmacia Magoa, al lado de la mueblería galería tropical.

Contamos con profesionales de alta calidad y con vasta experiencia en condiciones pediátricas.


Servicios por cita previa.
Comunicarse al:
787-949-3332 / 787-422-2056
787-380-4497 / 787-409-6835
Para más información o Preguntas escríbanos:
Campos marcados con * son obligatorios.
Mi hijo tiene 8 meses y no gatea pero ya se esta parando agarradito de la cuna. Mi pregunta es cuan importante es que gatee o no y si tiene alguna consecuencia?

Todos los niños tienen un ritmo de desarrollo y aprendizaje variable de acuerdo a las experiencis brindadas, pero si, el gateo es una parte fundamental en el desarrollo de tu niño por lo que debes promoverlo.
Aquí te doy algunas razones ya probadas:

  1. El gateo conecta los hemisferios cerebrales y crea rutas de información cruciales para la maduración de las diferentes funciones cognitivas.
  2. Desarrolla el patrón cruzado que es la función neurológica que hace posible el desplazamiento corporal en equilibrio del cuerpo humano. Ese movimiento comprende el del eje de las caderas y el de los hombros. Al gatear se tonifican adecuadamente los músculos que más adelante permitirán que el niño mantenga la columna perfectamente recta cuando esté maduro para poder ponerse de pie.
  3. Desarrolla el sistema vestibular y el sistema propioceptivo. Ambos sistemas permiten saber dónde están las partes del cuerpo de uno.
  4. Permite el enfoque de los ojos. Al mirar al suelo para colocar la mano o la rodilla convenientemente, el niño enfoca los dos ojos en un mismo punto a corta distancia. Éste es un estupendo ejercicio muscular para los ojos y es tal su importancia que, según estudios de optómetras, el 98% de los niños con estrabismo no gatearon lo suficiente de pequeños.
  5. El niño siente la tactilidad de la palma que está viendo. Esto tiene una serie de ventajas de manualidad fina que luego influirán en la escritura. Además, al masajear la palma de la mano, ésta envía información al cerebro de dónde está y de las diferentes sensaciones y texturas que siente. También, al gatear el niño apoya su peso en las palmas de las manos y soporta esa tensión en las articulaciones de las muñecas, de los hombros, de la columna vertebral, de los fémures y de las caderas. Así percibe la oposición de la gravedad y aprende a manejarse con ella.
  6. Le ayuda a medir el mundo que le rodea y el niño se adapta al medio. La distancia que hay entre los ojos y la palma de la mano al gatear es una medida fundamental, LA BRAZA, en todas las civilizaciones. Con esa nueva medida corporal el niño mide el mundo circundante, y por eso cuando de mayor volvemos a un lugar de la infancia lo percibimos más pequeño de lo que era, porque entonces la propia medida de la braza era menor.
  7. Ayuda a establecer la futura lateralización del cerebro (cuando uno de los hemisferios se convierte en dominante y el otro en servidor para no tener que operar ambos a la vez).
  8. Ayuda a poder escribir en el futuro. Mediante el gateo se va desarrollando la coordinación cerebral ojo-mano. Cuando el niño gatea se establece entre ambos una distancia similar a la que más adelante habrá entre ojo y mano a la hora de leer y escribir.

Por todo esto, y simplemente porque es lo natural: demos a nuestros hijos todas las oportunidades de gatear.